Blog

Publicado por María Fernández A. 23 Aug 2018

Enseñando el valor del orden en la vida cotidiana.

El orden, según la Real Academia Española, significa la colocación de las cosas en el lugar que les corresponde y la buena disposición de los objetos entre sí.

 

Esa virtud hay que inculcarla desde la primera infancia para que se consolide en la juventud y la vida adulta, con el fin de que el progreso personal, académico y social pueda darse con mayor facilidad.

 shutterstock_455534128

Según el director del Instituto de Ciencias de la Educación de Navarra en España, David Isaacs, un ser humano que tiene la cualidad de ser ordenado se comporta de la siguiente manera:

 

  • Sigue normas lógicas necesarias para el logro de algún objetivo deseado
  • Logra la organización de las cosas
  • Maneja una buena distribución del tiempo
  • Realiza las actividades sin que sea necesario recordárselo

 

La misión es que poco a poco los pequeños se acostumbren a mantener el orden por sí mismos, sin que medien adultos u órdenes que les obliguen a hacerlo.

  

¿Cómo enseñar el valor del orden a los niños?

 

Desde que son muy pequeños, podemos hacerles participar en las tareas de ordenar los                                                                                                      juguetes o  su ropa.   shutterstock_626866982

Los infantes deben comenzar a recoger objetos para después explicarles cómo se debe acomodar, con el fin de que sigan un ejemplo.  

 

De tener éxito, los niños experimentan sentimientos positivos de satisfacción por lograr un objetivo. De tal modo, el niño relaciona el esfuerzo, el bien y la consecuente alegría que esto conlleva.  El docente, tanto dentro como fuera del aula, debe estimular y motivar el valor del orden en sus alumnos. Colegio Amado Nervo tiene las siguientes estrategias por lograrlo.  

  • Orden al jugar para respetar turnos.
  • Orden en la actividad, los niños y niñas aprenden a seleccionar, recoger y guardar el material didáctico, luego de finalizada una actividad.
  • Orden al hablar; un niño a la vez para evitar interrupciones.
  • Orden al emitir una consigna; debemos ser claros y precisos.
  • Cumplir con los acuerdos y reglas previos al orden.

Ahora que conoces la importancia de inculcar la virtud del orden a los niños, Colegio Amado Nervo te invita a que descargues la Guía ¿Cómo seguir educando a los hijos después de la escuela?, donde recibirás consejos para complementar la instrucción de tus pequeños en casa.

 

Tal vez te pueda interesar ver: ¿Por qué deberíamos analizar la música que escuchan nuestros hijos?


 

 CTA guía como seguir educando a tus hijos después de la escuela

 

COLEGIO AMADO NERVO

Nuestro modelo educativo está centrado en el alumno y su aprendizaje, mediante el conocimiento, las habilidades y los valores.

¡SÍGUENOS!