Blog

Publicado por Colegio Amado Nervo 24 Feb 2017

¿Por qué es importante y cómo puedo fomentar el respeto en mis hijos?

El respeto es un valor valiosísimo que muchas veces se da por sentado o no se fomenta lo suficiente. Sin él, un niño no se puede valorar a sí mismo ni a otros. Pero ¿por qué es importante y cómo puedo fomentar el respeto en mis hijos?


Jim Taylor, doctor especializado en psicología parental, dice que el respeto comienza en casa, debes ganar el respeto de tus hijos para que aprendan a respetarse a sí mismos. Y que la importancia de fomentarlo es trascendental, niños que no se respetan son más propensos a tener comportamientos negativos como consumir alcohol, drogas o tratar mal a los demás; por el contrario, un niño que se respeta tienden a tomar mejores decisiones y generalmente son: felices, tienen relaciones más sanas, honran los límites razonables y confían en ti. (leer cómo educar adolescentes seguros y felices)

Otros psicólogos han abordado este tema y hablan de un paso muy importante para fomentar el respeto entre padres e hijos, e incluso dentro de un salón de clases: el lenguaje. El simple hecho de cambiar una oración negativa por una positiva puede hacer mucho por inculcar el respeto. Aquí hay algunos ejemplos:

  • Palabras de afirmación: En lugar de quejarnos o criticar cuando nuestros hijos se sientan desmotivados, podemos hacerles saber que admiramos su capacidad para salir de retos difíciles y recuperarse del fracaso.

Por ejemplo: “Sé que esto es difícil, pero admiro tu capacidad de resolver las cosas, estoy aquí para apoyarte”.

  • Palabras guía: Cuando nuestro hijo haga preguntas, por muy obvias que sean, debemos tratar de contestarlas y fomentar que se cuestionen sus decisiones.

Por ejemplo: “Tus preguntas son una manera de conocerte mejor, no pienses que hay preguntas tontas”

  • Palabras de responsabilidad: Parte del respeto es ser responsable de nuestros errores, no debemos ser indulgentes cuando nuestros hijos son irrespetuosos, pero tampoco perder la paciencia y gritar (leer tips para papás: no por gritar te van a entender mejor), hay que hacérselos saber de una manera clara y tranquila.

Por ejemplo: “La manera en la que te comportaste o me hablaste fue irrespetuosa y poco amable ¿cómo pudiste haberlo manejado diferente?”


 Aunque a veces pareciera difícil comportarnos de esta manera cuando nuestros hijos no obedecen, tengamos claro que es importante fomentar un respeto bilateral, si comenzamos a hablar mal, nuestros hijos lo aprenderán.

Recuerda que no estás sólo y también la escuela puede ayudar en el proceso de educar con valores


 Nuevo llamado a la acción

COLEGIO AMADO NERVO

Nuestro modelo educativo está centrado en el alumno y su aprendizaje, mediante el conocimiento, las habilidades y los valores.

¡SÍGUENOS!